Juan Agudelo vive su sueño

De la Academia a la Selección…

HARRISON, NJ- Mientras muchos de sus compañeros descansaban el domingo por la mañana Juan Agudelo fue uno de los primeros invitados en llegar al conocido show de televisión que se emite a nivel nacional.

Anfitriones y equipo de producción se dieron cita en Red Bull Arena muy tempranito y con mucho frío para desde allí realizar el programa y Agudelo junto al costarricense Roy Miller fueron los entrevistados.

Para sorpresa de todos, lo hizo acompañado por un par de bandejas de comida típica de su país que tuvo una enorme aceptación entre los presentes.

Juan es un muchacho sencillo, humilde, muy bien ubicado, reflejo de una familia que le ha sabido inculcar una educación que le permite hoy, pese a su juventud, estar preparado para lo que se le presenta ante sus ojos.

El panorama que se vislumbra en el futuro del delantero de Red Bulls es fantástico, pero él parece no darse realmente cuenta que ha conseguido, con mucho esfuerzo por cierto, llegar a un sitial reservado exclusivamente para los privilegiados.

Con una madurez que no es habitual para las personas de su edad, dice… “soy conciente del momento que estoy viviendo, pero hay que tomar todo con mucha calma, en realidad hay momentos que ni yo mismo me lo creo, saltar de la Academia al primer equipo y ahora estar en la Selección… no, me parece un sueño”.

Juan es extremadamente responsable al punto tal de querer estar siempre preparado para las entrevistas de manera tal que luzca como un verdadero profesional de la televisión. “Cuando voy a entrar… quien me da la señal, que temas vamos a tocar”, son algunas de las preguntas que mantuvo con los productores de República Deportiva, antes que Fiore lo invitara a ingresar en cámara. Sonriente, al principio un poco nervioso pero con aplomo y luego demostrando la chispa habitual de los colombianos, se fue robando el show, broma a broma con el conductor y la periodista Damaris Díaz, quien trabaja también para la Cadena en la ciudad de Nueva York.

Agudelo contó una y mil veces la jugada del gol, su primera conquista en la MLS. “Fue un gran pase de Teemu, por fortuna pude ganarle la espalda a mi compatriota John Kennedy Hurtado, llegó tarde al cierre el tico González y me quedó prácticamente para fusilar a Keller. Quiero compartirlo con todos los hinchas, con la gente que nos alienta partido a partido y también con mi familia, mi mamá y mis amigos que están siempre conmigo”.

La relación de Agudelo con sus compañeros es estupenda, pero él siempre se apresura en aclarar el respeto que siente por quienes antes eran sus ídolos Márquez y Henry y ahora comparten en mismo camarín.  “Yo los respeto muchísimo, todos los días aprendo algo de ellos, es un honor poder jugar en el mismo equipo con quienes lo han ganado todo a nivel internacional”.

Y desde luego que también cuenta con el aval del entrenador Hans Backe y sus compañeros. Rafa Márquez por ejemplo, ha dicho: “el potencial que tiene Juan es grande. Tiene chance de hacer cosas como las de hoy”.

La vida de Agudelo no tiene pausa. Desde el Red Bull Arena parte rumbo al aeropuerto internacional de Newark para reunirse con los integrantes de la selección que llegan desde Europa para los próximos compromisos internacionales y desde alli viajar todos juntos.
“La selección es otro sueño que aún no asimilo. Me voy a reunir ahora con jugadores grandes, Donovan… hay veces que no se que decirles”.

Los primeros pasos de Juan Agudelo han sido muy sólidos. La contundencia de su fútbol no se hizo esperar y el festejo se prolongó desde la primera conquista con la selección en Sudáfrica hasta el primer gol en la MLS el pasado sábado ante Seattle Sounders.

El sueño de Juan Agudelo se hizo realidad.