Red Bulls y Sporting Kansas City empatan 2-2 en la definicion de la "Desert Cup"

Dane Richards Desert Cup

Photo Credit: 
RBNY

En una noche memorable para la ciudad de Tucson, New York Red Bulls y Sporting Kansas City saltaron al terreno de juego del estadio Hi Corbett con tribunas repletas por 7.200 espectadores, que obligaron a colocar en las boleterías el preciado cartelito de ‘sold out’.

El calor y una agradable brisa completaron un marco estupendo para el partido de fondo, muy esperado por la presencia de las dos estrellas mexicanas Rafa Márquez y Omar Bravo y muy especialmente del francés Thierry Henry cuya camisa podía verse en innumerables aficionados en las tribunas. Himnos nacionales de México y Estados Unidos acompañados por miembros de las Fuerzas Armadas portando las banderas correspondientes, precedieron el comienzo del encuentro.

El partido fue intenso desde el inicio con dos planteamientos tácticos diferentes de ambas escuadras, con mayor sorpresa y velocidad por Red Bulls aunque siendo un equipo más largo en el campo ante un rival más prolijo en el transporte pero que carecía de profundidad.

Red Bulls delante de Sutton paró su habitual línea de cuatro delante con Tchiani, Tchani siendo el volante tapón, luego tres hombres, Ballouchy por los puestos centrales, Solli por derecha y Lindpere por izquierda, dejando arriba a Henry y Richards, el más peligroso sin duda en la etapa de apertura.

Kansas por su parte planteó también cuatro hombres en el fondo, los problemas de Luke Sassano como marcador de punta derecha, la jerarquía del hondureño Roger Espinosa por la izquierda, mientras que Besler y el jamaiquino Thomas se alternaban en la marca de Henry pero desnudaban algunas carencias ante la velocidad de Richards. En media cancha Diop los corría a todos, Rocastle por izquierda se mostraba demasiado intermitente, Auvray pesaba poco, pero estaba siempre presente la figura de David Arnaud como el de mayor talento de este equipo. Arriba no conseguían acomodarse ni Kamara por derecha, aunque creando algunos problemas iniciales entre Miller y Ream y Omar Bravo que pasó prácticamente desapercibido en la etapa inicial, primero bien custodiado por Tainio y cuando se volcó al medio, pese a mejorar algo, estuvo lejos de un jugador de su jerarquía. De todos modos Kansas achicaba bien la cancha y presionaba en el inicio del encuentro.

Lo de Red Bulls se basaba en el pelotazo largo buscando por las puntas e incluso algunas pelotas en profundidad bien colocadas por Ballouchy que dieron excelente resultado. Pero estaban lejos de su mejor rendimiento Solli y Lindpere y quizás ahí se presentó el mayor déficit de los dirigidos por Hans Backe.

A los cinco minutos llegó la primera posibilidad luego del primer corner del partido ejecutado por Rafa Márquez, apareció el talento de Herny dentro del área intentado un remate de media chilena que pasó cerca de la portería defendida por Nielsen.

La respuesta no se hizo esperar y un gran remate de David Arnaud cuatro minutos más tarde obligó a un gran esfuerzo de Sutton para enviar el balón al corner. Casi enseguida, falló Ream y Kamara solo levantó el remate final.

Y Kansas se insinuaba más peligroso especialmente por el sector derecho, con un Arnaud incontrolable para la defensa de Red Bulls. Sobre los 20 llegó la apertura en los pies del su capitán que definió estupendo ante la salida de Sutton.

Pero la alegría no duró mucho, la velocidad de Richards jugado por izquierda ganándole la espalda a Sassano y sacando un remate que no pudo controlar Nielsen, para que Henry marcara en el rebote la paridad dentro de un lindo partido, muy bien jugado por momentos por ambas escuadras.

Sobre los 34 minutos Ballouchy debió marcar el segundo, pero lamentablemente solo ante Nielsen permitió la estirada del portero ahogando el grito de gol de los parciales de Red Bulls. En definitiva el 1-1 pareció ser lo más justo con el trámite de los primeros cuarenta y cinco minutos.

Sin variantes arrancó el segundo tiempo. A los tres minutos un gran golpe de cabeza de Tchiani tras un corner de Márquez obligó a otra magnífica estirada de Nielsen enviando el balón nuevamente al tiro de esquina.

En el primer cuarto de hora del complemento no había superioridad de uno sobre el otro y las imprecisiones comenzaban a ganar a la mayoría.

La primera emoción grande llegó a los 16 minutos, excelente pase de Tchiani y Richards que remata solo dando el balón en el parante izquierdo del arco rival.

Enseguida gran corrida de Kamara obligó a la pena máxima cometida por Ream y el propio Kamara que remató bajo, a la derecha de Sutton marcando el 2-1.

Red Bulls salió enseguida decidido a lograr la igualdad, Henry colocó algunos balones en profundidad para Lindpere pero en un par de ocasiones la jugada fue invalida por fuera de lugar. Kansas de contragolpe respondía bien y Kamara se perdió el tercero ante la salida muy precisa de Sutton.

Para ponerle mayor emoción a la definición otra gran escapada de
Dane Richards sobre la media hora, superando a Thomas, terminó con la definición del hombre de Jamaica. El dos a dos volvía a poner las cosas en su lugar.

Sobre el final Red Bulls fue mejor y estuvo cerca de conseguir la victoria en los noventa reglamentarios pero no lo consiguió y la Desert Cup fue para Kansas City.

Formaciones iniciales:

New York Red Bulls: Greg Sutton; Teemu Tainio, Rafa Márquez, Tim Ream, Roy Miller; Tony Tchiani, Jan Gunnar Solli, Mehdi Ballouchy, Joel Lindpere; Dane Richards y Thierry Henry.

DT: Hans Backe.

Sporting Kansas City: Jimmy Nielsen; Luke Sassano (Kevin Ellis), Shavar Thomas, Matt Besler, Roger Espinoza; Stephane Auvray, Davy Arnaud, Craig Rocastle (Chance Myers); Omar Bravo, Birahim Diop y Kei Kamara.

DT: Peter Vermes.

Goles:
David Arnaud (SKC) 20’
Thierry Henry (NYRB) 22’
Kei Kamara (SKC) 61’ (Penal).
Dane Richards (NYRB) 75’

Estadio: Hi Corbett = Tucson, Arizona.
Público: 10.087 personas.(record de asistencia en este estadio).