La Magia de ‘Titi’

Thierry Henry ha vuelto a brillar. Como en sus mejores tardes el capitán de Red Bulls paseó el pasado domingo ante Colorado Rapids toda su jerarquía y talento, poniéndole al partido el toque de distinción, haciendo que los aficionados se enronquecieran gritando su nombre.

La gran vidriera que el fútbol de la MLS necesita vuelve a tener en el francés un protagonista de lujo. No porque Henry no se haya destacado anteriormente, es muy difícil encontrar un partido suyo con un puntaje bajo, pero el nivel demostrado en el último encuentro nos mostraron a un Henry en plena vigencia, como en sus mejores tiempos, dejando claro que con su aporte el equipo está para pelear absolutamente todo lo que dispute.

El jugador lo dijo muchas veces anteriormente, llegar a la competencia en un cien por ciento está directamente relacionado con una buena preparación previa, con una pretemporada que contemple en la misma línea tanto el entrenamiento táctico como físico, lo que no pudo hacer en los años anteriores.

Ante los Rapids Henry fue el gran artífice del triunfo y por sobre todas las cosas, de convencer a sus compañeros y de manera especial a los aficionados de la capacidad colectiva e individual. Jugó e hizo jugar, acomodó las piezas en su lugar, sorprendió ubicándose siempre libre para recibir, habilitó a sus compañeros con toques maestros y cuando le tocó el turno, definió como los grandes.

Si esto fuera poco, ‘Titi’ arrancó el partido anotando en contados segundos su primer gol en una extraordinaria maniobra personal y cuando se inicia el segundo tiempo le pone el golpe de KO al rival anotando el tercero con un magnifica habilitación del colombiano Wilman Conde. Para completar una jornada histórica pone el pase de gol para que Kenny Cooper marcara el segundo tanto cuando corrían nada más que seis minutos de juego.

Los aficionados no dejaron un solo minuto de alentarlo, un premio merecido para quien traspiró la casaca como si fuera su primer encuentro en primera división, raro en un histórico del fútbol mundial. Y los periodistas también premiaron la tarde para el recuerdo de Henry nombrándolo ‘Jugador de la Semana de la MLS en la Jornada 3 por su actuación ante Colorado Rapids en partido que terminó con la apabullante victoria de los neoyorquinos 4-1, por sus dos goles y una asistencia, siendo sus primeros dos tantos de la temporada. El segundo tanto además ha sido nominado como uno de los mejores de la etapa.

La adhesión del jugador para el equipo no es nueva, así ha sido desde su incorporación y a pesar de muchas veces jugar en desventaja física la temporada anterior lo vio como el tercer máximo goleador de la Liga, integrando el Equipo Ideal de la MLS al final del año. Y ya son 40 partidos, 18 goles y nueve asistencias las que ha acumulado en su exitosa carrera en Nueva York.

A la hora de pedirle la opinión al astro francés sus declaraciones han sido muy similares en la  derrota y en la victoria, la misma calma y mesura para el análisis. Lo de este fin de semana ya está, dijo Henry, hoy estamos felices como estuvimos preocupados en trabajar para mejorar cuando no ganamos, pero ya estamos pensando en el próximo fin de semana.

Afortunadamente el Thierry Henry que viéramos hace muy poquito deslumbrando a los europeos jugando para el Arsenal inglés, ya retornó a Nueva York.