Histórica victoria de Red Bulls en el Home Depot Center

Jugando un gran partido en concentración y entrega, con un orden táctico más que interesante, Red Bulls jugó ante LA Galaxy en su propio terreno del Home Depot Center y lo venció por 1-0 ante la sorpresa del público que colmó el bonito escenario de la ciudad de Carson con la esperanza de disfrutar por partida doble los festejos del 5 de mayo.

De principio a fin fue más futbolísticamente el equipo dirigido y muy bien por cierto por Hans Backe, que siempre tuvo un plan de juego definido, que sorprendió con la formación inicial, ahogando al rival en su propio terreno, jugando siempre el balón a ras del suelo, utilizando magníficamente los espacios, tocando tranquilo buscando siempre al jugador mejor ubicado en la cancha.

Así la idea del entrenador, ensayada en los últimos movimientos, dio paso a un equipo convencido de su libreto, con una defensa sólida, a pesar de la inexperiencia de la mayoría, McCarty parado delante de ellos con gran eficacia y la sorpresa de Jan Gunnar Solli como volante por afuera por el sector izquierdo que termina por confundir totalmente el esquema de los dirigidos por Bruce Arena. Si a eso le sumamos un Ballouchy inspirado, Richards con categoría por aguantar, Lindpere que sigue creciendo y Cooper que las peleaba todas, convengamos estar en presencia de un conjunto que de entrada le demostró al rival que le jugaría de igual a igual en todos los sectores del campo de juego.

Quizás la suerte, imprescindible siempre, jugo también a favor al visitante, para ayudar a un extraordinario Ryan Meara, pero así es el deporte y si la hubo, estuvo muy bien acompañada por el accionar de los jugadores neoyorquinos, que al termino de la primera etapa justifican plenamente el 1-0, producto de una de las mejores jugadas del encuentro, subida de Connor Lade, toque con Solli y la definición de Lindpere para marca lo que a la postre fue el único gol del partido.

Muy poco el Galaxy. Desconocida su media cancha, apenas algún tiro de larga distancia de Juninho o las pelotas paradas de Beckham como única arma ofensiva, ausente Magee, Keane y Buddle que fueron aceptando su impotencia con el transcurso de los minutos.

La presión en el segundo periodo fue mayor, pero sin ideas, sin mostrar trabajo de equipo y lo que es peor, como si estuvieran peleados entre si, cada uno intentando resolver por su cuenta.

Red Bulls aguantó con enorme esfuerzo sacando un triunfo importante, por sobre todas las cosas merecido y basado en el trabajo de equipo donde se ve la mano del entrenador como pocas veces. La victoria es sorpresa por la diferencia de estrellas, porque las de Red Bulls no estuvieron y aún así, se consiguieron tres puntos de oro que serán un empujón grande para continuar mejorando.

Los dirigidos por Hans Backe vuelven a ser locales en Red Bull Arena el próximo miércoles cuando a las 7:00 PM (ET) reciban a Houston Dynamo.
 

Temporada Regular de la MLS

Home Depot Center – Carson, CA

Publico: 27.000 espectadores

 

Formaciones:

Red Bulls: Ryan Meara; Brandon Barklage, Markus Holgerson, Tyler Ruthven, Connor Lade; Dax McCarty; Dane Richards, Mehdi Ballouchy, (77’ Victor Palsson), Joel Lindpere, Jan Gunnar Solli (82’ Juan Agudelo).

LA Galaxy: Bill Gaudete; Sean Franklyn, A.J. De La Garza, Tommy Meyer (75’Michael Stephens), Todd Dunivant; David Beckham, Juninho, Mike Magee (68’ Pat Noonan); Edson Buddle (68’ Chad Barret), Robbie Keane.
 

Goles: Joel Lindpere (Jan Gunnar Solli) 19’.

Arbitro: Kevin Stott

Lineas: Adam Wenchowski, Corey Parker

4to arbitro: Mark Declouet

 

Tarjetas amarillas:

Dane Richards, Dax McCarty (RB)

David Beckham, Chad Barret (LA Galaxy)