Nueva York vuelve a festejar ante Houston Dynamo

New York Red Bulls consiguió otro triunfo de gran importancia. Los dirigidos por Hans Backe volvieron a impresionar a propios y extraños y contra algunos pronósticos, superaron nuevamente las ausencias y terminaron festejando tres puntos de oro, que ya suman nueve corridos. Con el arco invicto en las últimas tres presentaciones, el equipo que ha crecido como grupo se prepara ahora para viajar a Philadelphia, donde el próximo domingo se medirá ante el Union local en el PPL Park.

Con un comienzo seguro, impresionando de entrada procurando ahogar al rival y pegar primero, los taurinos consiguieron el gol tempranero y después supieron manejar el tiempo y los espacios para sacar un resultado muy importante que los ubica en la segunda posición de la Conferencia del Este y con grandes posibilidades de seguir escalando hacia la cima.

Red Bulls es un equipo solidario y la juventud de algunos jugadores no ha impedido que se conviertan en piezas muy valiosas a las que se le han sumado actuaciones individuales de enorme mérito. En ese aspecto cabe resaltar ante Dynamo Houston mas que en ningún otro encuentro, el gran trabajo de Dax McCarty, lejos el mejor jugador del encuentro, cubriendo su sector de maravilla, ganando siempre en los mano a mano e incluso proyectando a sus compañeros. Pero nadie decepciona en este equipo, desde el increíble desarrollo del portero Ryan Meara, convertido en pilar defensivo, hasta la nueva función de Jan Gunnar Solli de gran merito jugando de volante por el sector izquierdo, hasta el inquebrantable espíritu de lucha de Kenny Cooper, razón por la cual no extrañan los resultados que han contado, por que no, con la suerte imprescindible en todo éxito, pero que han tenido un estratega de gran inteligencia en el entrenador Hans Backe.

El camarín local una vez más era todo festejo y felicitaciones por la labor cumplida y las palabras del director técnico reflejaban la tranquilidad que marcan los triunfos: “el partido ante Houston Dynamo fue muy similar al jugado en Los Angeles la pasada semana, estoy muy impresionado de cómo han defendido estos chicos, jóvenes con poca experiencia y que sin embargo supieron mantener la valla invicta, superando momentos muy difíciles, con cantidad de pelotas paradas muy peligrosas que no nos pudieron hacer daño. Desde luego que necesitamos un poco de suerte, pero en general estoy muy satisfecho, hemos superado el peor momento de lesiones y ahora de mucho cansancio pero poco a poco se reintegra el resto, aunque la semana es bien dura ya que el domingo volvemos a jugar”, expresaba Hans Backe.

En el orden individual el entrenador taurino dijo: “Kenny (Cooper) es un gran jugador de equipo, más allá de ser excelente en el área, nunca da un balón por perdido como sucedió en el gol de hoy. Siempre ha convertido 10 o 15 goles, ya lleva ocho esta temporada y seguramente va a mejor mucho en el resto del torneo. Con relación a Brandon (Barklage), lo veo con un enorme futuro como lateral derecho, defiende fenomenal, es rápido y se proyecta al ataque. También estoy sorprendido con Tyler Ruthven que no había jugado antes para la MLS, con Connor Lade que venia de la Academia y desde luego con lo realizado por Ryan Meara, por supuesto que es una gran sorpresa”, agregó el técnico. Por último y con relación a la ausencia de Rafa Márquez, Backe dijo que espera vuelva a ser un jugador de gran importancia en el centro del medio campo, pero que no pudo estar a la orden por un problema en el tobillo derecho en el último entrenamiento, aunque considera que no es nada serio y estará a la orden a la brevedad posible.

El lateral derecho Brandon Barklage es otro de los jugadores que deberá irse acostumbrando a las entrevistas, cámaras y micrófonos, luego de cada encuentro. “Me siento muy bien, muy entusiasmado con estos últimos tres resultados, aunque creo que debemos mejorar nuestro fútbol para poder ganar de una manera mas atractiva en el futuro. Nuestra defensa ha estado muy compacta como para no permitir que nos conviertan. Estoy muy cómodo como marcador lateral derecho posición en la que había jugado un par de partidos con el DC y en la cual quiero progresar y ganarme un puesto como titular en el equipo.

El joven portero Ryan Meara, convertido en una de las estrellas de los Red Bulls dijo: “se que mis compañeros están muy cansados, el esfuerzo de los últimos tres partidos se siente así como el viaje a California, además la noche muy húmeda, pero lo de hoy es otro ejemplo de lo que podemos hacer. Por fortuna nos atrincheramos, defendimos bien los 90 minutos y conseguimos tres puntos muy importantes. Esta noche tuve mucho trabajo, así es esto, pero estoy feliz que pude mantenerme sin goles”.

Por ultimo el jugador mas importante del encuentro, que parece haber encontrado la posición ideal como volante tapón delante de los cuatro defensas, Dax McCarty, irradiaba felicidad por todos lados y como siempre estuvo muy dispuesto a colaborar con los periodistas: “me siento como si estuviera empezando mi carrera en Dallas hace algunos años, cuando ganamos la Copa MLS. Se trata de estar a gusto y me siento muy bien con los chicos, entrenador, equipo, con todo. El crédito es para los jóvenes que han aprendido muchísimo, todos estamos empezando a ganar confianza con cada victoria. Con cada discusión nos aseguramos que limitaremos los errores, creo que esa ha sido una de nuestras grandes virtudes, colaborar unos con otros. Soy conciente que no siempre vamos a ganar 5-0 pero si ganamos tres partidos 1-0 es obvio que debemos mejorar con el balón, aunque desde luego si un equipo pierde a Henry eso cambia toda la forma de jugar, es único para mantener el balón y si él no está en el campo nos asustamos un poco, los chicos están enfocados en no cometer errores y eso les lleva a ser un poco tímidos en algunas jugadas. Lo logrado ha sido muy bueno, pero tenemos que seguir mejorando.

Vestuario mesurado, contento, seguro, conciente de que se ha realizado un enorme esfuerzo que ha dado sus frutos, pero también que falta una parte del libreto que seguro se va a conseguir en la medida que regresen los ausentes, muchos y muy importantes.