Chicago y Vancouver próximos rivales del equipo taurino

Red Bulls entrenó esta mañana en la Universidad de Montclair con la novedad del retorno de la mayoría de los jugadores que estuvieron ausentes por las convocatorias a sus respectivas selecciones nacionales en camino hacia el Mundial de Brasil 2014.

Con excepción del jamaiquino Dane Richards, el resto se reintegró a lo habitual dentro de un plantel que muestra una absoluta tranquilidad para encarar los próximos compromisos, convencidos del buen momento que pasan a nivel general y de la excelente posición que ocupan en la Conferencia del Este, aunque también concientes que se debe mantener el nivel para lograr llegar sin sobresaltos al final de la temporada.

El costarricense Roy Miller y Rafa Márquez realizaron ejercicios separados del resto a la orden del preparado físico Jeremy Holsople, el primero por el esfuerzo realizado al jugar los noventa minutos del partido que Costa Rica goleó a Guyana 4-0 y el mexicano porque no esta aun en la plenitud  de sus condiciones físicas. Miller estará a la orden para el partido de Chicago, mientras que el capitán de la escuadra azteca es muy difícil que pueda ser parte de la delegación que enfrente al Fire y posteriormente el próximo miércoles a Vancouver por la Copa MLS.

Conversamos con el ‘tico’ quien manifestó su alegría por la buena gestión de su selección que obtuvo cuatro de los seis puntos en las dos primeras jornadas de las Eliminatorias de Concacaf. “Estoy muy contento por el equipo y por mi nivel personal”, dijo Miller agregando “tuvimos un momento de poca concentración y dejamos escapar dos puntos importantes ante El Salvador lo que puso un poco nerviosa a nuestra gente dado que estábamos ganando por dos goles, pero nos recuperamos goleando a Guyana lo que hizo que volviera la tranquilidad. Físicamente estoy bien y si el entrenador lo dispone podré jugar ante Chicago y Vancouver sin ningún inconveniente”.

Márquez por su parte a pesar de no haber podido estar a la orden del entrenador mexicano José Manuel De la Torre, de todos modos no disimulo su satisfacción por los primeros seis puntos en dos encuentros obtenidos por su selección.

El plantel de Red Bulls entrenó aproximadamente dos horas a la orden de un Hans Backe que se mostró muy activo, corrigiendo detalles en la practica de fútbol informal en cancha reducida, en la cual no participo Thierry Henry quien aun no está en un cien por ciento físicamente hablando pero se confía que pueda ser de la partida en los próximos compromisos.

Uno de los puntos a resaltar del entrenamiento es el buen momento que volvió a mostrar el colombiano Wilman Conde, quien parece haber dejado definitivamente atrás el tema lesiones y se convierte en un jugador de tremenda importancia para la defensa del equipo neoyorquino.