Homegrown Hero Gladis

Conoce a nuestra Homegrown Hero, Gladis Argueta

Gladis Argueta, la Homegrown Hero de esta semana, ha viajado a Chicago y Columbus para apoyar a los New York Red Bulls, junto al Viking Army. Mientras el Torneo Especial MLS is Back se lleva a cabo a cabo en Florida, Argueta se está adaptando a una nueva manera de mostrar su apoyo a los Red Bulls.

“Definitivamente fue diferente, pero el entusiasmo se sintió”, dijo Argueta sobre ver el partido del sábado por medio de Zoom. “Era contra Atlanta, así que definitivamente sabíamos que iba a ser un juego muy divertido, un juego realmente emocionante, pero definitivamente se extraña a los amigos y cuando anotamos, todos estaban celebrando en sus pequeñas pantallas Se sintió raro, no nos llovió cerveza”.

Argueta, quien es de El Salvador y es enfermera para Horizon NJ Health, también ha tenido que adaptarse a los nuevos tiempos que rodean su carrera, especialmente cuando el número de contagios de covid-19 aumentó en el área. 

“Cuando la pandemia comenzó a estar fuera de control, el estado decidió no mantenernos en el campo y trabajar desde casa, asegurándonos de que los miembros tuvieran sus medicamentos y que les diéramos seguimiento a su cuidado”, dijo. “Así que ha sido muy diferente, muy complicado escuchar todas estas historias, como personas que no tienen comida, que no tienen apoyo informal para ayudarles a obtener sus medicamentos, otros que tuvieron que cancelar cirugías.

“Ha sido muy difícil intentar hacer lo que sabemos hacer, pero con recursos limitados y sin el cara a cara. Ya no vamos a sus hogares para atender sus necesidades, principalmente para mantenernos a salvo, para mantenerlos a ellos a salvo. Es bastante difícil ir de casa en casa, tratando de evitar la propagación de este virus porque es muy astuto”.

Siempre se ha inspirado en cómo los médicos y las enfermeras cuidan de sus pacientes, y cuando tomó la decisión de estudiar la profesión de enfermera, sabía que contaba con lo necesario para ayudar a las personas.

“Me encanta ser enfermera. Desde que era joven, ayudé a mi abuela a cuidar a uno de mis tíos”, dijo Argueta. “Mi tío estuvo muy enfermo. Estuvo en el hospital seis meses, y yo iba con ella durante el verano casi todos los días, y la forma cómo las enfermeras y los médicos se preocupaban, cómo cuidaban a mi familia, eso realmente me impactó y me dejó con las ganas de querer estudiar eso porque me encanta ayudar.

“Me gusta ser voluntaria, me gusta echar una mano siempre que puedo. El saber que podía elegir una carrera, difícil, pero muy gratificante, en el que puedo hacer esto por el resto de mi vida, en el que puedo usar mi conocimiento, mis habilidades, mi cuidado por las personas, eso es lo que yo hago. Sabía que no iba a ser fácil porque la escuela de enfermería, y el ambiente de enfermería es muy complicado. Independientemente de la pandemia, siempre ha sido muy difícil, pero ya sabes, solo quería ayudar, sabía que lo tenía en mí, sabía que podía hacerlo”.

El hecho de que sea salvadoreña le permite ayudar rápidamente a los pacientes que sólo hablan español.

“Cuando los pacientes saben que hablas español, definitivamente se sienten mejor, podemos comunicarnos mejor, puedo entenderlos mejor, se sienten más cómodos, sienten que finalmente alguien entiende cómo se sienten porque pueden ser más descriptivos”, señaló. “Pueden ser más específicos sobre cómo se sienten, pueden elaborar más sobre sus síntomas. Definitivamente, tener esa conexión con el idioma, con ser hispana y hablar español, definitivamente los hace sentir más cómodos. Aunque venimos de diferentes países, nuestro arroz y frijoles, y nuestra comida también nos unen, nuestro cafecito, siempre tratas de hacer que se sientan cómodos y, como dije, a pesar de que venimos de diferentes países, compartimos las mismas tradiciones, costumbres”.

En el 2016, los Red Bulls recibieron al club salvadoreño Alianza FC en partido correspondiente a la fase de grupos de la Liga de Campeones CONCACAF. Argueta nunca olvidará esa noche porque sus dos clubes favoritos se vieron cara a cara en el Red Bull Arena. Su corazón se partió en dos.

“Mis dos equipos favoritos se enfrentaron, fue una experiencia genial y, al igual que los fanáticos de los Red Bulls, los fanáticos de Alianza estaban locos”, recordó. “Estaba sentada en la sección 102, en la Southward, pero tenía una bandera de Alianza, así que estaba dividiendo mi tiempo entre animar a los Red Bulls y animar a Alianza. Fue una noche divertida. Quien gana, gana, quien pierde, pierde. Es lo que es, es el juego, y esa es la mejor parte. Disfrutas todo el tiempo, y eso es lo que me encanta del fútbol: es un deporte de muchas emociones intensas”. 

Argueta describe Red Bull Arena como su segundo hogar. Ha sido aficionada del club durante los últimos seis años, y mientras cumple su sueño americano, ya está dibujando cómo planea ayudar a sus paisanos salvadoreños.

“Esperemos que una vez que las cosas mejoren y aumente mi amor por la enfermería, posiblemente trabajaré en desarrollar programas en El Salvador para ayudar a las personas porque eso es lo que venimos hacer aquí”, dijo. “Venimos aquí por el sueño americano y trabajamos para lograrlo, pero al mismo tiempo, nunca debemos olvidar de dónde venimos. Lo que he aprendido, lo que he ganado y lo que he podido lograr, no puedo guardarlo para mí. Tengo que seguir compartiendo y ayudando a otros porque eso es lo que amo. Y es por eso que soy miembro de la junta del Viking Army porque esto se trata del equipo. Hacemos mucha caridad, ayudamos mucho, nos acercamos, estamos ahí el uno para el otro y eso en gran parte es lo que soy”. 

Topics: